Para certificar nuestra participación de la peregrinación y para tener derecho de acceso a los albergues necesitamos una Credencial del Peregrino. En ella tenemos que poner nuestro nombre, el número de DNI y nuestra nacionalidad. Existen varias credenciales por la vista pero por uso son iguales. En el transcurso del viaje en las páginas interiores se colocan los sellos que certifican el paso por todos los albergues, localidades que te has recorrido. El sello se puede obtener en albergues, iglesias, bares, algunas gasolineras, tiendas etc. Donde se pone: „HAY SELLO” – allí en absoluto :) ¡Durante el camino guardemos bien la Credencial! Llegando a Santiago, la Compostela (que acredita haber realizado el Camino) se la entrega en base de la Credencial.

 

Obtener la Credencial: en albergues de grandes ciudades. A veces en oficinas de turismo, oficinas de peregrinos, en iglesias. (En el alojamiento seguro que te lo pueden decir.)

 

Hay dos tipos de Compostela, según si el Camino se ha hecho con motivaciones religiosas o no. En la oficina de peregrino rellenando el formulario se puede marcar tres casillas con X en el papel. Los dos primeras son: los motivos religiosos y los motivos religiosos y varios; la tercera no la recuerdo. ¡Obtenida la Compostela podemos comprar una funda para protegerla por 1 euro! Eso sirve para no tener que doblarla sino sólo hay que ponerla dentro de este tubo y ya podemos pransportarla sin estropeo. ¡Al llegar a casa podemos encuadrarla y ponerla en la pared!

 

Credenciales :

 

 Kep1   kep2   kep3
 
kep4  kep5  kep6
 
kep8
 

Compostelas :

 

 kep10   kep11   kep13

kep12   

 

Funda protectora de Compostela :

 kep14   kep15   kep16